http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/parpados-via-lagrimal-sup-ocular.jpg

DCR


En la Obstrucción de la Vía Lagrimal, el primer síntoma es la caída de la lágrima por la mejilla. Cuando se acumula lágrima en el saco lagrimal, puede ocurrir una infección aguda, también llamada dacriosistitis aguda y, se debe tratar con antibióticos vía oral. Existen diversas causas de obstrucción de los lagrimales, entre ellas las inflamatorias, traumáticas, post conjuntivitis o sin causa aparente. En los casos donde este cuadro se da repetidamente o, no se logra destapar la vía lagrimal con otros métodos mínimamente invasivos, se recurre a la DCR o dacriocistorrinostomía.
Esta operación consiste en realizar un bypass de la vía lagrimal para que pueda comunicarse con la nariz. Se intuban los canalículos y se conectan con la nariz para que la lágrima pueda drenar a través de ellos. Se realiza en quirófano bajo anestesia local y sedación. No se requiere anestesia total. Se puede hacer de forma externa o interna (endoscópica). El porcentaje de éxito de esta cirugía es mayor a un 90% y se restituye la vía lagrimal sin complicaciones.


http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/cdr.png
http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/cdr-1.png

http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/08/cdr-2.png

http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/06/fver.jpg