http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/estudios.jpg

Láser Argon


Se trata de un láser de gran uso en oftalmología, principalmente en lesiones en retina. Su mecanismo de acción es mediante fotocoagulación de tejidos oculares. Presenta tres características fundamentales: emite rayos de una misma longitud de onda, mismo color y misma dirección. Es un procedimiento ambulatorio e indoloro. Previo a realizarlo se le instila al paciente un colirio dilatador y luego anestesia tópica. La cantidad de disparos de láser y forma de realizarlo dependen de la patología y del médico tratante.

Emite dos longitudes de onda diferentes, la azul-verde (488-514nm) y la monocromática verde (514nm), ambas longitudes de onda son absorbidas por la melanina y la hemoglobina.

Indicaciones:

RETINA

El objetivo de la utilización del láser argón en la retina es generar una quemadura terapéutica en un área determinada de la retina y generar la mínima lesión en el tejido circundante.

Las principales indicaciones de la fotocoagulación retiniana con láser argón son:

  • Retinopatía diabética

La retinopatía diabética (RD) es la causa más frecuente de ceguera en las personas entre los 20 y 65 años de edad. La prevalencia de los distintos tipos de retinopatía diabética aumenta con la duración de la diabetes y la edad del paciente. Es importante el buen control metabólico de la diabetes para retrasar la aparición de estos cuadros.

La maculopatía diabética es la causa más común de alteración visual en los pacientes diabéticos. Esta pérdida de la visión puede deberse a la presencia de edema macular diabético, isquemia macular o secuelas de la neovascularización inducida por la isquemia.

Dentro de los tratamientos disponibles para la retinopatía diabética se encuentran la aplicación de Sustancias Antiangiogénicas intravitreas y el Láser Argón.

  • Prevención de Desprendimiento de Retina

Las principales causas que conducen al desprendimiento de retina (DR) son los desgarros por tracción vítrea, las degeneraciones en empalizada y los agujeros retinianos.

El objetivo con láser Argón es crear una cicatriz coriorretiniana alrededor de cada una de las roturas para impedir que el vítreo liquido ingrese en el espacio intraretiniano y genere así un desprendimiento de retina. Las roturas sintomáticas agudas, los desgarros con colgajo superior, pacientes miopes altos, pacientes con antecedentes familiares de desprendimiento de retina presentan mayor riesgo de desprendimiento de retina.



http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/laser.png

Desgarro en región Temporal superior con opérculo libre


http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/laser-1.png

Desgarro sellado con Laser Argon


  • Trombosis vasculares retinales

Las trombosis vasculares retinianas son oclusiones en las ramificaciones tanto venosas como arteriales que nutren a la retina. Las obstrucciones venosas son más frecuentes que las arteriales.

Existen diversos factores de riesgo que predisponen a estas obstrucciones vasculares, entre ellos se pueden nombrar: la Hipertensión Arterial Sistémica, la hipercolesterolemia, la obesidad, el tabaquismo, la Diabetes Mellitus y enfermedades que presentan un incremento de la viscosidad sanguínea, como el Síndrome Antifosfolipido, Policitemia Vera, etc. Entre los factores locales se encuentran glaucoma de ángulo abierto y aumento de presión intraocular, entre otros.

    • Obstrucción venosa de la retina:

El paciente consulta por un cuadro de pérdida de agudeza visual indolora de un solo ojo, que puede afectar a todo el campo visual (OVCR) o a una sección del mismo (ORV).

Se sugiere consultar a un Oftalmólogo especialista en enfermedades retinianas en la mayor brevedad posible. Las dos complicaciones más frecuentes son la aparición de edema macular y la formación de neovasos. Mediante la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) podemos evaluar la extensión y evolución del edema macular y así determinar el tratamiento.

Dentro de los tratamientos disponibles actualmente contamos con

– Fotocoagulación con láser argón: en presencia de isquemia o neovascularización del segmento posterior.

– Inyecciones intraoculares repetidas de antiangiogénica con capacidad de disminuir la permeabilidad vascular, y por tanto la exudación de líquido.

– Implante de liberación tardía de Dexametasona(Ozurdex®)

La elección de uno u otro tratamiento responde a criterios estrictamente médicos e incluso en ocasiones, nos vemos avocados al empleo de la combinación de varios de ellos dependiendo de la severidad del cuadro.



http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/laser-2.png

Trombosis de Vena Central de Retina: Hemorragias difusas en llama y exudados algodonosos



http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/09/laser-3.png

Trombosis de Vena Central de Retina tratada con panfotocoagulación con Laser Argon



http://centrocharles.com.ar/wp-content/uploads/2016/06/fver.jpg